Joyas mitológicas y legendarias


Joyas mitológicas y legendarias

Aspectos interesantes relacionados con las joyas mitológicas y legendarias de la antigüedad. 

 

Resulta tremendamente curioso cómo algunas leyendas y mitos han perdurado y se han contado años tras años, siglos tras siglos hasta llegar a nosotros. Incluso algunas tremendamente antiguas, incluso anteriores a lo que entendemos como “civilización”. El ser humano, si se ha caracterizado por cualidades especiales, algunas de ellas son, sin lugar a dudas, sus grandes dotes para la creación, la imaginación y la narrativa.

De entre todas las leyendas y mitos más conocidos y otros no tanto, queríamos haceros llegar algunas que nos gustan especialmente, precisamente por su relación con nuestro tema favorito: la joyería.



MITOLOGÍA GERMÁNICA.

La maldición del anillo: Los burgundios ocupaban un lugar destacado entre los pueblos bárbaros instalados en Alemania durante los s. IV y V, pero la fuerza continua que los hunos ejercían sobre el conjunto de pueblos germánicos vaticinó el desastre de los burgundios. De este enfrentamiento violento y encarnizado brotó uno de los más hermosos cantos épicos de Occidente: la leyenda de los Nibelungos. Según la mitología germánica, cuenta la leyenda que los nibelungos, gobernados por el príncipe Nibelung, eran enanos oscuros que vivían en las profundidades de la tierra. Se dedicaban a la extracción de metales y poseían un poderoso tesoro que se encontraba en el fondo del río Rin y habían robado a las ninfas que lo custodiaban. Los enanos eran conocedores de un secreto que lo cambiaría todo. Y es que un anillo forjado con aquel metal daría a su poseedor el dominio del mundo, siempre que éste renunciase al amor. Por desgracia, el codicioso caballero Sgfrido mató a los príncipes nibelungos Nibelung y Schilbug y a Fafner, el dragón custodio de todo el tesoro, para hacerse con el anillo, pero siempre atraería la desgracia a quien lo portara.

Anillo del Nibelungo



MITOLOGÍA EGIPCIA.

La Cruz de Ankh: ¿Sabías que en el antiguo Egipcio existía un amuleto con forma de cruz que se colocaba en los labios de los muertos como símbolo de la inmortalidad de los dioses? Y es que, para los egipcios, la muerte no era un fin, sino una transición a la vida eterna. Por ello, cuando una persona moría, normalmente se le enterraba con esta cruz divina, que era vista como una especie de llave con la que los muertos, especialmente los faraones y personas de rangos superiores, podrían abrir las puertas de la muerte. Hoy en día es considerada un talismán poderosísimo, con poder de sanación y capaz de generar emisiones de radiación benéfica, como un amuleto activo que abre las puertas a otros portales u otras vidas.

Cruz de Ankh



MITOLOGÍA GRIEGA.

El tridente de Poseidón: Todos conocemos las inigualables características del tridente del dios de los mares, capaz de crear vientos, oleajes y terremotos. Pero tal vez no todos sabemos que, según la mitología, este artefacto mágico fue forjado por los cíclopes, con el fuego del Tártaro, durante su encierro en los infiernos para poder ser liberados. El tridente era una herramienta muy poderosa que, junto el Rayo Maestro y el Yelmo de Oscuridad, fueron las armas utilizadas por los dioses para liberarlos.

Tridente de Poseidon



MITOLOGÍA CELTA.

La leyenda de Excalibur: Se dice que su nombre proviene del latín Ex Calce Liberatus, o “Liberada de la piedra”. Existen varias versiones sobre cómo el rey Arturo se hizo poseedor de esta espada mítica, entre cuyas propiedades mágicas estaba la de dar protección a quien la portaba y ser capaz de cortar hasta el más potente acero.

Una de estas versiones decía que Merlín forjó la espada mágica en la isla de Avalón (la isla de las hadas) y la clavó en una piedra. Solo aquel merecedor de la corona del reino sería capaz de sacar la espada de la roca. La leyenda cuenta que Arturo obtuvo la espada después de sacarla de la roca donde se encontraba incrustada. Ya al final de sus días, el rey Arturo, moribundo, ordenó a uno de sus caballeros que arrojara su espada al estanque en el que habitaba Nimue, la Dama del Lago. Este caballero era Lanzarote o Sir Lancelot.

Se cuenta que la espada Excalibur tenía una empuñadura dorada con el diseño de dos quimeras a sus lados y que cuando se desenvainaba se veían dos llamas de fuego tan espantoso que para nadie era fácil de mirar. La hoja tenía frases grabadas a ambos lados similares a “Cógeme y Tírame” y en la primera batalla para probar la soberanía de Arturo, esta misma hoja cegaba a sus enemigos.Incluso la funda tenía sus propios poderes. Por ejemplo, las heridas recibidas por quien la llevara, no sangrarían. “…En la punta de una colina emerge una hermosa espada de finas figuras con apliques en oro, incrustada en una gran piedra que posaba sobre peldaño de alabastro, era ni más ni menos que la espada de Excalibur.” “…Entonces sacó su espada Excálibur; pero era tan resplandeciente a los ojos de sus enemigos que despedía la lumbre de treinta antorchas…”

Espada Excalibur

                Esperamos que os haya resultado agradable esta lectura, a la par que curiosa, o que, si algunas de ellas ya las conocíais, hayáis disfrutado rememorándolas. Y como alguien sabio dijo alguna vez: “Vale más saber alguna cosa de todo, que saberlo todo de una sola”.

Publicado en 12/01/2018 por Cristina Martín Sánchez-Muñoz Curiosidades históricas y... 0 2065
Bookmark and Share

¿Quieres recibir descuentos directamente en tu email?

5% De Descuento

EN TU PRIMERA COMPRA

Recibirás ofertas, descuentos exclusivos en tu email y podrás participar en concursos, tan solo por apuntarte a nuestra newsletter totalmente GRATIS

Deja un comentarioDeja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.

Código QR

visto recientemente

No hay productos

menú

  • Iniciar sesión
top
Carro 0